Religiosa italiana es asesinada por grupo yihadistas en África - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
Vaya al Contenido

Religiosa italiana es asesinada por grupo yihadistas en África

- El atentado donde Maria de Coppi perdió la vida tuvo lugar en Chipene, Mozambique, país del sur de África, la noche del martes 6 de septiembre.


Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Fotografía de Maria De Coppi. Foto tomada de: Captura de vídeo de Facebook

Xalapa, Ver. 14 Sep 22. 17:30 Hrs.- (CATOLIN).- Maria De Coppi, es el nombre de la religiosa asesinada por terroristas yihadistas, quien a sus 84 años partió a la Casa del Padre en Chipene, Monzambique, lugar donde sirvió como misionera durante 60 años.

    Sus últimas palabras antes de morir fueron: "He perdonado a los que me matarán. Tú haz lo mismo".

    De acuerdo con Corriere del Veneto, la religiosa misionera habría enviado un mensaje de voz a su sobrina, Gabriella Bottani, quien compartió las palabras de su tía horas antes de ser asesinada por los terroristas del Estado Islámico.

    En el mensaje de voz, Maria De Coppi explicó a su sobrina que la situación se había complicado debido a que “el grupo al que llaman al-Shabaab, los insurgentes, está muy cerca”.

    El grupo mencionado por la misionera hace referencia a la organización de terroristas yihadistas Ansar al-Sunna, que tiene como objetivo establecer un Estado Islámico en África.

    Hasta la actualidad de dicho grupo existen miles de víctimas.

    Además, en el mensaje la religiosa explica a su sobrina que “El viernes atacaron un lugar de nuestra parroquia y parece que ayer entró un grupo aquí, y están muy cerca. Parece que están armados, ya han secuestrado gente, han matado a gente. Por donde pasan, hacen masacres”.

    “Toda la gente de aquí está huyendo. Hoy un padre me ha dicho que las chicas del lar (el internado que dirigen los misioneros en Chipene) vuelvan a casa y que las cuatro aspirantes a combonianas también volverán a Nampula, porque hay peligro”, señaló.

    “La situación es triste, muy triste”, continúa la misionera en el mensaje de voz, “toda la gente duerme a la intemperie en el bosque, entre las plantas, los que pueden van a los pueblos de Alua, Mazua y los centros donde están un poco más protegidos. Pero mucha gente sigue durmiendo fuera, en el bosque. Es triste”.

    Asimismo, pide a su sobrina Gabriella Bottani que rece por ellos.
Por último, la misionera, dijo que esperaba que Dios les protegiera a los misioneros y “a este pueblo”.

    “Aquí disparan. Nos vemos en el paraíso. Están quemando la casa. Si no tienes más noticias mías, aprovecho para disculparme por mis defectos y para decirte que os he querido mucho. Acuérdate de mí en la oración”, pidió la hermana Maria.

    “Si el buen Dios me da la gracia, te protegeré desde allí. He perdonado a los que me matarán. Tú haz lo mismo. Un abrazo”, finaliza Maria De Coppi, nacida en Vittorio Veneto, Italia.

    Maria de Coppi  pertenecía a las Hermanas Misioneras Pías Madres de África, o también conocidas como las Hermanas Misioneras Combonianas, congregación religiosa católica femenina de derecho pontificio.

    El atentado donde Maria de Coppi perdió la vida tuvo lugar en Chipene, Mozambique, país del sur de África, la noche del martes 6 de septiembre.
    Al respecto, el Papa Francisco lamentó el asesinato de Sor Maria de Coppi y rezó para que el testimonio de esta religiosa italiana misionera en África “dé fuerza y valentía” a los cristianos, así lo dijo el Santo Padre el domingo 11 de septiembre después de dirigir el rezo del Ángelus ante miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro del Vaticano.

    Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), el Cardenal Matteo Zuppi, expresó su profundo pésame en nombre de todos los obispos italianos y rezó por la “paz y reconciliación” en este país.

    El Cardenal Zuppi rezó para “que su sacrificio sea una semilla de paz y reconciliación en una tierra que, tras años de estabilidad, vuelve a ser azotada por la violencia, provocada por grupos islamistas que llevan años sembrando el terror y la muerte en amplias zonas del norte del país”.

    “Mi pensamiento, en nombre de las iglesias de Italia, va a los familiares y a las hermanas combonianas, al P. Lorenzo y al P. Loris y a todos los misioneros que permanecen en tantos países para dar testimonio de amor y esperanza”.

    Oremos y expresemos “solidaridad porque caminan con nosotros y nos ayudan a llegar a las periferias desde las que podemos entender quiénes somos y elegir cómo ser discípulos de Jesús”, concluyó el Cardenal Zuppi.
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2021 CATOLIN
Regreso al contenido