Compartir

Obispos alemanes continúan sin acatar órdenes de la Santa Sede

– Los obispos alemanes ya se han reunido con los Cardenales de la Curia durante su visita ad limina en el mes de noviembre, en dicha reunión se les advirtió de que el sínodo alemán no podía tomar medidas contrarias a la doctrina y la disciplina de toda la Iglesia.

Obispos alemanes continúan sin acatar órdenes de la Santa Sede

 Mons. Georg Bätzing. Foto por: Infocatolica

(CATOLIN).– Mons. Georg Bätzing, subrayó repetidamente la necesidad del diálogo con Roma, al término de la Asamblea Plenaria de Primavera de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK),

Iniciando la Asamblea el Nuncio Apostólico para Alemania, Mons. Eterovic, indicó que, en relación a la carta de los cardenales curiales al episcopado alemán sobre la creación de consejos sinodales, había sido “comisionado de oficio” para “precisar que, según la interpretación correcta del contenido de esta carta, ni siquiera un obispo diocesano puede establecer un consejo sinodal a nivel diocesano o parroquial”.

Al respecto, Mons. Bätzing dijo: “Esto no significa simplemente archivar las cosas o implementarlas inmediatamente, sino que necesitamos conversación”.

“Así entiendo la palabra del Nuncio Apostólico y así entiendo también mi carta a los cardenales Pietro Parolin, Marc Ouellet y Luis Ladaria en respuesta a su carta del 16 de enero de 2023. Debemos y queremos seguir dialogando con Roma, ese es el deseo expreso de la Conferencia Episcopal Alemana”, agregó Mons. Bätzing.

“Para mí, la reunión interdicasterial fue un signo de que -a pesar de los puntos de vista contrapuestos- seguimos juntos en el camino”, agregó Mons. Bätzing, recordando la visita ad-limina de los obispos alemanes a Roma: “Por eso espero que -con todas las cartas que se han escrito en las últimas semanas- sigamos por este camino en la conversación”.

Entre otras cosas, Mons. Bätzing dijo sobre la vista de la próxima quinta y última Asamblea Sinodal que había habido “una intensa discusión sobre el futuro desarrollo del Camino Sinodal”.

“Hemos examinado intensamente los textos para los que muchos obispos, en particular, todavía tenían necesidad de discusión y acuerdo”, continuó el Prelado, y agregó “Tengo grandes esperanzas de que a través de la lucha de los últimos días hayamos podido derribar barreras para que los textos puedan ser aprobados; sin embargo, todavía son necesarios cambios para ello, que queremos introducir como mociones en las consultas de la próxima semana”.

“La amplia mayoría de los obispos respalda las preocupaciones reformadoras del Camino Sinodal y lucha por cambios sostenibles. Se trata de una Iglesia cercana a la gente, que afronte los abusos, la violencia sexualizada y su encubrimiento, y que trabaje para superar las estructuras que favorecen los abusos”.

Tenemos “claro que siempre formamos parte de la Iglesia católica universal, por lo que vuelvo a rechazar clara y decididamente las acusaciones desde fuera contra la Conferencia Episcopal Alemana de que nos dirigimos hacia una Iglesia nacional o que perseguimos la división”, enfatizó.

Para Mons, Bätzing, “es importante que como Iglesia desarrollemos una ética relacional y sexual que pueda ofrecer a las personas una orientación útil para sus vidas. Aquí, en Dresde, pudimos experimentar a través de un impresionante testimonio de un joven que las personas queer forman parte de la Iglesia de forma natural, afortunadamente una parte visible hoy en día. El ministerio del sacerdote es indispensable para nuestra Iglesia y debe tener en cuenta el cambio de las condiciones marco de la vida eclesial. Por último, pero no por ello menos importante, es indispensable para la futura configuración de la iglesia abrir más espacio para que las mujeres participen en la configuración, compartiendo responsabilidades y tomando decisiones. Los cuatro foros sinodales estaban y están comprometidos con estas preocupaciones”.

Por otro lado, de acuerdo con Katolisch.de Mons. Georg Bätzing criticó a Mons. Nikola Eterovicy, al respecto dijo que en muchas ocasiones escuchar el saludo del Nuncio en la apertura de la Asamblea Plenaria le resultaba insoportable.

Sobre la postura del Papa acerca de la ordenación de mujeres, Mons. Bätzing también que se distanció del Papa en relación al “principio petrino” de la Iglesia: “Ahí digo: Santo Padre, usted puede presentar eso, sí. Pero no puede exigir que la gente lo acepte”. El “principio mariano” es también una imagen que no puede aplicarse directamente a la realidad, porque concierne a toda la Iglesia, no sólo a las mujeres.

En cuanto a esta situación, los obispos alemanes ya se han reunido con los Cardenales de la Curia durante su visita ad limina en el mes de noviembre, en dicha reunión se les advirtió de que el sínodo alemán no podía tomar medidas contrarias a la doctrina y la disciplina de toda la Iglesia.

Etiqueta

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *