Compartir

Cardenal Fernández admite destrucción de ejemplares de su libro «La pasión mística y sensual»

– En una declaración enviada por correo electrónico el 2 de febrero, Fernández explicó que considera su obra «inconveniente según los criterios actuales» y que no tuvo la utilidad que había imaginado en el momento de su escritura.

“La Pasión Mística, espiritualidad y sensualidad”, es el título de un libro ‘oculto’ que hoy ha salido a la luz del cardenal Víctor Manuel Fernández

Cardenal Víctor Manuel Fernández y su libro: La pasión mística

(CATOLIN).- El cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto para la Doctrina de la Fe, ha reconocido haber destruido todos los ejemplares no vendidos de su libro «La pasión mística y sensual», publicado en 1998 cuando aún era sacerdote en Argentina. En una declaración enviada por correo electrónico el 2 de febrero, Fernández explicó que considera su obra «inconveniente según los criterios actuales» y que no tuvo la utilidad que había imaginado en el momento de su escritura.

En el libro, el autor aborda temas como los orgasmos, incluyendo un pasaje que describe un encuentro «pornográfico» con Jesús protagonizado por una joven de 16 años, y analiza lo que él llama «los caminos sublimes de la unión mística». Fernández admitió que compró los pocos ejemplares disponibles en librerías y los destruyó personalmente.

«Estoy de acuerdo en que para los estándares actuales es un libro inconveniente», afirmó Fernández en su correo electrónico. «De hecho, yo mismo me di cuenta de esto hace 25 años, unos meses después de su publicación, y ordené que lo retiraran porque me parecía que no tenía la utilidad que había imaginado, y que gente muy joven o mayor podía confundirse».

El cardenal expresó su pesar por la utilización del libro por parte de «sectores ultraconservadores» que no lo aceptan, señalando que esta difusión va en contra de su voluntad y no tiene ningún propósito. Además, Fernández admitió que hoy escribiría algo muy diferente y afirmó que preferiría que la investigación sobre temas como el orgasmo fuera realizada por laicos en lugar de sacerdotes.

En relación con el relato sobre la joven anónima de 16 años, Fernández declaró que la historia fue iniciativa de la persona en cuestión y que él no indagó más al respecto. Añadió que la edad de la persona era imaginaria para proteger su identidad.

Etiqueta[/su_label



Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *