El COVID-19 agravó la persecución de cristianos en el mundo - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Internacional > 2020 > Noviembre
La pandemia del COVID-19 agravó la persecución de cristianos en el mundo
- En el informe “Liberen a sus cautivos” publicado el 25 de noviembre, ACN describe la situación de los cristianos perseguidos en todo el mundo.
- Corea del Norte es uno de los peores perseguidores de cristianos.

Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Imagen referencial. Foto tomada de: cathopic

Xalapa, Ver. 29 Nov 20. 01:30 Hrs.- (CATOLIN).- De acuerdo con el informe revelado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), que tiene presencia en 23 países, señala que la persecución, secuestro y “detención injusta” de cristianos en algunas partes del mundo se ha agravado.
 
    Bajo el informe titulado “Liberen a sus cautivos” publicado el 25 de noviembre, ACN describe la situación de los cristianos perseguidos en todo el mundo. Así mismo, relata el rapto y la detención de cristianos por parte de actores estatales y no estatales.
 
    “El impacto devastador y sin precedentes de COVID-19 en todo el mundo” tuvo “una influencia directa en las tendencias relacionadas a la detención injusta”, especialmente en los países donde la persecución contra cristianos es un problema agudo, menciona el informe.
 
    La investigación detalla que, “existe la inquietante tendencia de que los actores estatales detengan injustamente a miembros de minorías religiosas”. Además, indica que la detención a cristianos, que implica arresto ilícito y secuestro, es una de las más frecuentes, prevalentes y con más graves formas de persecución, que implican actos de violencia.
 
    Aproximadamente cerca de 309 cristianos son “encarcelados injustamente” cada mes en los 50 países donde se cometen más infracciones.
 
    El mismo informe indica que, dado que las iglesias interrumpieron los servicios religiosos presenciales durante los cierres de fronteras y los transmitieron en línea, algunos gobiernos aprovecharon la oportunidad para aumentar la vigilancia de los cristianos. Por ejemplo, según los informes, las imágenes mostraban a la policía de la provincia China de Fujian irrumpiendo en un servicio religioso clandestino en mayo y sacando a los asistentes de la reunión.
 
    En Nigeria, los militantes fulani intensificaron los ataques contra los pueblos habitados por cristianos. En abril de este año hubo una ola de tres días de ataques donde estos radicales raptaron a 13 cristianos en el estado de Kaduna, mataron a otros 13 y causaron que mil personas huyan de sus hogares.

    Añade el informe, un documento filtrado del gobierno de Xinhiang llamada “Lista Karakax” que presenta de forma detallada “el internamiento de 311 personas”, “refleja la forma en que el Partido Comunista de China codificó su miedo intrínseco a la religiosidad y a la diferencia étnica en un conjunto sofisticado de criterios para el internamiento”.
 
    Un tercio de los arrestos sin cargos y por razones religiosas de cristianos ocurrieron en China en un período de 12 meses. Desde noviembre de 2018 hasta octubre de 2019, Beijing encarceló o detuvo sin cargos a más de 1,100 cristianos “por motivos religiosos”.
 
    Por su parte, el Arzobispo de Abuja, Mons. Ignatius Ayau Kaigama, expresó su preocupación por “el secuestro de los católicos, sacerdotes y hermanas, miedo y trauma psicológico inducido por fanáticos y militantes”.
 
    En países como Pakistán y Egipto, las mujeres cristianas son secuestradas y sujetas a conversiones y matrimonios forzados. Sólo en 2018, se dieron 1,000 casos de matrimonios forzados de mujeres cristianas e hindúes en la provincia de Sindh, Pakistán.
 
   Corea del Norte es uno de los peores perseguidores de cristianos. Allí hay más de 50 mil cristianos encarcelados en campos de trabajos forzados, este grupo representa cerca del 50% del total de detenidos en tales circunstancias.
 
    Además, el informe destaca casos particulares de cristianos que en los últimos años sufrieron a causa de su fe, como el Obispo James Su Zhimin, en China, quien dirigió una carta al gobierno abogando por la libertad religiosa y luego fue arrestado durante una procesión en una iglesia. La última vez que se supo del Prelado fue en noviembre de 2003.
 
   También, muestra los casos de Leah Sharibu en Nigeria, niña secuestrada del colegio donde estudiaba a manos de Boko Haram por negarse a renunciar a su fe; y Maira Shahbaz (Pakistán), niña que fue raptada, violada, forzada a renunciar a su fe cristiana y casada a la fuerza con un musulmán, y que, si bien fue liberada, ahora se encuentra oculta con su familia tras sufrir un intento de asesinato.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido