Indulgencia por el 125 aniversario de la Coronación de la Virgen - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Vida Consagrada > 2019 > Septiembre
Indulgencia por el 125 aniversario de la Coronación de la Virgen
- La indulgencia plenaria se puede obtener el día que los fieles elijan, para uno mismo o para el alma de una persona fallecida.

Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Virgen de Guadalupe. Foto por: CATOLIN

    Xalapa, Ver. 10 de Sep 19. 14:00 hrs. (CATOLIN).- Con motivo del año jubilar de la Coronación de la imagen de la Virgen de Guadalupe, el Papa Francisco ha concedido la indulgencia plenaria, a los fieles que participen en la Santa Misa en su Santuario en la Ciudad de México, anuncio emitido por el Rector de la Basílica Mons. Salvador Martínez Ávila, el pasado 8 de septiembre.
 
    El año jubilar se celebrará desde el 8 de septiembre de 2019 hasta el 12 de octubre de 2020, fecha en que se cumplen los 125 años de la coronación pontificia de la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe.
 
    El anuncio del decreto lo realizó el 8 de septiembre el rector de la Basílica de Guadalupe, Mons. Salvador Martínez Ávila. En el decreto de la Penitenciaría Apostólica, el Cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor de la Iglesia, determinó que:
 
    “Se concede por motivo del CXXV Aniversario de la Coronación de la Sagrada Imagen de Nuestra Santísima Señora de Guadalupe, que el día que los fieles elijan, habiendo asistido al Santo Sacrificio, con verdadero espíritu de arrepentimiento y caridad, se les conceda la Bendición Apostólica, con la correspondiente Indulgencia Plenaria, lucrada según las acostumbradas condiciones de confesión sacramental, comunión Eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice.
 
    Los fieles laicos que por una razonable circunstancia no participen físicamente en los sagrados ritos, pero que, participando a través de los medios de comunicación de la radio o televisión, reciban devotamente la Bendición Papal y tengan la recta intención, podrán recibir y lucrar plenamente de acuerdo a las normas jurídicas, la Indulgencia Plenaria”.
 
    “Todo pecado tiene una pena eterna y una pena temporal. Cuando una persona se confiesa se le perdona la pena eterna, pero queda pendiente la pena temporal, esta, es el motivo por el cual las almas van al Purgatorio… habitualmente se disminuye durante la vida con el ofrecimiento de nuestras penalidades o con una enfermedad sufrida con fe”, expresó para ACI Prensa, el P. Juan de Dios Olvera Delgadillo, Doctor en Teología.
 
    La indulgencia plenaria de la Coronación que tuvo lugar el 12 de octubre de 1895 con miles de peregrinos dirigidos a la Villa de Guadalupe, se puede obtener para uno mismo o para el alma de una persona fallecida.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido